Empties (Septiembre - Diciembre 2016)

Aquí traigo los productos que acabé (o tuve que tirar) los últimos meses del año pasado.

Nunca van a faltar los desmaquillantes de Garnier agua micelar para todo tipo de pieles y el de ojos bifásico (del que gasté dos). Funcionan genial y no tengo pensado cambiar de marca porque la relación calidad/precio me parece correcta. Aproximadamente me duran unos 6 y 3 meses, respectivamente.



Primero uso el bifásico para desmaquillar los ojos y los labios si llevo un labial fijo, luego el agua micelar para el resto del rostro, y por último hago una limpieza final con la limpiadora. Esta vez ha sido la cleanse especial para pieles de secas a normales de la línea Botanical Effects de Mary Kay, que no creo que vuelva a comprar ya que estoy probando de otras marcas más fáciles de encontrar.


Siguiendo con la limpieza facial, otro producto de la línea Botanical Effects de Mary Kay, la mascarilla exfoliante, para pieles de secas a normales. La uso unas dos o tres veces a la semana para mantener el efecto de la “limpieza total” que hago los domingos siempre que puedo. Es muy cómoda, no reseca la piel, su efecto exfoliante es suave, y como mantenimiento está bien. La Glorious Mud Facial Mask de Beauty Formulas (que al igual que la mascarilla anterior, presenté en mi rutina de skincare del año pasado) es la que solía usar en la “limpieza total” que ya he mencionado (ahora estoy probando otra de la misma marca). Al ser una mascarilla de barro se supone que absorbe la grasa y desbloquea y limpia los poros, cosa que hace, no es milagrosa pero cumple su función.


Hacía tiempo que no usaba sheet masks y probé dos de Tony Moly de la línea I'm Real (Aloe Mask Sheet Moistirizing y Tea Tree Mask Sheet Skin Soothing) que se supone que son para hidratar y para calmar la piel. Este tipo de productos me gusta porque es muy cómodo, ahora, otra cosa es que hagan efecto... Que no es que no lo hagan, pero lo noto poco o dura sólo un día. Así que, por ejemplo, son perfectas para usarlas antes de maquillarte en un día especial o algo así.


Más sheet masks, pero esta vez específicas para reducir ojeras (Panda's Dream Eye Patch de Tony Moly) y para hidratar los labios (Shea Lip Mask de Sephora). Digo lo mismo que con las anteriores, hicieron algo a la hora de hidratar mis labios y aclarar mis ojeras pero no son efectos muy duraderos.


Exfoliantes corporales. El de Babaria de aloe vera lo encontré abandonado en un armario de mi casa, y tras comprobar que seguía siendo utilizable decidí gastarlo antes de empezar el gel exfoliante de arándanos de The Body Shop. El primero tiene muchas partículas exfoliantes por lo que te quedas con la sensación de que has eliminado bien las células muertas, y el segundo (quitando la parte de que al ser gel era demasiado resbaladizo...) es mas suave y natural ya que contiene las semillas de los arándanos. Si tuviera que elegir uno, me quedaba con el segundo.


Continúo con más productos para el cuerpo. En estos últimos cuatro meses he gastado tres lociones corporales. Creo que ya lo he mencionado en algún post, pero yo procuro echarme crema en el cuerpo dos veces al día, una tras ducharme (de parafarmacia) y una antes de irme a dormir (con algún aroma). Como habréis podido comprobar por la foto, estas tres son las que considero cremas de “fantasía” que tienen que mantener la hidratación de mi cuerpo y si huelen bien es un plus a considerar. La Body Radiance Lotion de Naobay tenía aroma a limón, si no recuerdo mal, pero no creo que la vuelva a comprar porque no me gustó mucho su consistencia y tardaba mucho en ser absorbida por mi piel. Por el contrario, sí que repetiría con las lociones corporales de The Body Shop. Me gustó más la Cocoa Butter que la White Musk Libertine, ya que me cansé del aroma tras un par de semanas de usarla.


Sí, ya he dejado claro que tengo la piel seca, pero en las manos más todavía (básicamente porque no paro de lavármelas). No se si coincidió con un mal momento de mi piel, pero la Winter Hand Cream de Natura Siberica no me gustó mucho. Tiene aspecto de crema muy hidratante pero a mi no me hizo nada de nada.


Crema facial, Crème Acquaconfort de Delarom Paris es muy fina y fresca, y la usaba para hidratar antes de maquillarme, pero la que uso normalmente para el rostro también me sirve genial para antes del maquillaje, así que prescindiré de comprar otra de estas. Y otro producto de la línea Botanical Effects de Mary Kay, esta vez el tónico (también para pieles de secas a normales). Me gusta mucho para refrescar y limpiar la piel, y es muy cómodo ya que lleva un spray.


Hablando de cremas hidratantes para el rostro, la Oxygenating Cream Moisturizing de Naobay (que ya la habré mencionado en algún momento) es mi favorita para el día. Seguiré comprándola sin lugar a dudas, a no ser que eventualmente encuentre otra que me vaya mejor. Cosa que no pasó con la HydraPlus Cream de la misma marca, a la que dí una oportunidad pero no superó a la anterior.


Ya es el segundo Panda's Dream So Cool Eye Stick de Tony Moly y seguiré comprándolo ya que desde que lo uso tengo la zona de la ojera mucho más hidratada y así tengo menos problemas a la hora de aplicar el corrector. No puedo decir lo mismo del Lip Butter de coco de The Body Shop, ya que no creo que su efecto hidratante fuera muy efectivo para mis labios.


Primer producto de maquillaje del post. El Primer Coverall de WetnWild que se supone que refina los poros, disimula las líneas de expresión, alisa la piel y la prepara para la base de maquillaje. A ver, son muchas cosas, lo que sí que he notado es que afina y alisa la piel. Al principio no pensaba que fuera muy bueno, pero ahora lo hecho de menos como primer de todos los días.


Este es el corrector líquido Fit Me (20 Sand) de Maybelline. Me encanta, es uno de mis correctores favoritos, además coincide con mi tono de piel, así que es genial para tapar mis ojeras. Aunque no lo compraré de nuevo de momento ya que ahora me está dando por usar correctores de tono un poco más claro y estoy con usando el 15 Fair. (La foto la he tenido que sacar de internet porque se corrompió la que hice...)


Mi primera opción como polvo compacto matificante es el Stay Matte de Rimmel (005 Silky Beige) y ya he gastado la mitad del nuevo que me compré. Lo uso sin base cuando no quiero hacerme un maquillaje completo para dar un poco de tono uniforme a mi rostro y para eliminar los brillos, y también para sellar la base, porque aunque tenga un poco de color, el polvo es tan fino que no modifica mucho el tono de la base de maquillaje. (Con la foto tuve el mismo problema que con la del corrector...). Los all about matt! traslúcidos de essence los usaba para sellar el corrector o la base, cuando no usaba los polvos anteriores. Me gustan mucho y son súper asequibles. Definitivamente los volveré a comprar porque no me convencen los polvos sueltos que estoy usando ahora.


Minitalla del bronceador colorete Balm Desert de theBalm. Tiene un poco de brillo, y es un marrón con un poco de tono rosado, por lo que es genial para dar rápidamente un toque de calidez y de color al rostro y a las mejillas. Ya me he comprado el tamaño original.


Otra minitalla, el delineador Trooper de los Tattoo Liner de KVD. Ni me molesto en buscar una copia más barata porque este delineador es el mejor que he probado nunca.


Lápiz de ojos longlasting de essence (01 Black Fever). Es retráctil, con buen pigmento, y bastante cremoso. Lo usaba en la línea de agua pero al final acababa desapareciendo. Las últimas semanas lo utilicé poco porque ya estaba secándose, así que no me acuerdo muy bien de cómo desempeñaba su función. De todas maneras, al principio me gustó tanto que compré uno de reserva. Intentaré prestar más atención cuando lo use.


De momento, uno de los sprays de fijación que más me gusta es el Pro Fix Oil Control de MakeUp Revolution, sobre todo en verano debido a su control de brillos (ahora estoy probando la versión normal). Sin embargo, el Super Stay 24 de Maybelline no me gustó nada. Deja la cara súper mojada y el difusor expulsa gotas muy grandes, así que no lo disfruté.


Aquí ya empiezo con algunos producto que he tenido que tirar porque son muy antiguos o estaban en mal estado. Empezando con dos mini glosses Effet 3D de esos que vendía Bourjois hace años que se podían colgar en el móvil. Tuve la genial idea de guardarlos por si acaso, aunque no me gustan mucho los glosses y menos si llevan pura purpurina... El caso es que ya olían mal, obviamente, y es hora de deshacerme de ellos.


Este producto me da mucha pena tirarlo ya que ni he podido probarlo. Es el Magic Primer de Helena Rubinstein que se supone que aportaba luminosidad a la piel. Decidí guardarlo hasta que terminara con alguno de los que estaba utilizado en ese momento, pero como los primer no se gastan en dos días, cuando fui a probarlo el producto ya estaba pasado y separado.


Este fue un fallo de la dependienta que me vendió el producto, porque me enseñó el adecuado para piel clara pero se condució y me vendió el de piel media de la Nude Magique BB Cream de L'Oréal. Es la típica BB cream que sale del tubo blanca y que cambia de color “adaptándose” a tu tono de piel según tu pH. No tengo fe en estos productos porque siempre se quedan demasiado naranjas a mi parecer (estoy usando uno y le pasa eso...), y más si el “tono” original es más oscuro debido a una equivocación.


El Glossy Stain Rouge Our Couture (14 Fuchsia Dore) de YSL es, como su nombre indica, un gloss bastante pigmentado que deja color en los labios como un stain. Lo usé varias veces, aunque los acabados en gloss no son de mi gusto personal, pero a final del año pasado ya se estaba separando el pigmento y me picaba en los labios así que decidí que ya se había puesto malo, aunque me quedaba todavía como medio producto.


Un producto muy asequible, el spray limpiador de brochas de H&M. Sé que debería de limpiar mis brochas con agua y jabón más a menudo, pero es muy cómodo esto de rociarlas con el spray y frotarlas contra una toalla hasta que sueltan todo el pigmento atrapado en ellas. Podría repetir con este.


Vale, esto puede que dé un poco de asco. Es una lima de uñas de dos cara de Kiko. Una cara es para limar y la otra para dar brillo. Me gustó porque la lima era muy suave y no dañaba, pero ya veis cómo ha quedado...


Incluyo estas dos muestras de colonia porque I Am Juicy Couture y Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari son dos de mis fragancias favoritas.



Y por último, una mini brocha de un pack de viaje de Sephora. Me encantaba porque era sintética, plana y compacta, así que aplicaba genial las sombras metálicas o con brillo en el párpado móvil. Pero todos los pelos se despegaron cuando intentaba limpiarla y no pude colocarlos como estaban al principio...




Vic.

Comentarios

Lo más visto...